Hilo de Ariadna

Torre de observación de Petřín (Petřínská rozhledna)

La torre de observación de Petřín, uno de los componentes imprescindibles de la silueta de la ciudad, se construyó con motivo de la Exposición del año 1891 como copia libre de la Torre Eiffel (con la cual se haya en una proporción de 1:5). Tiene una altura de 63,5 metros y a su cúspide, que se encuentra a la misma altura sobre el nivel del mar que la de la Torre Eiffel de verdad, suben 299 escalones. La vista desde arriba alcanza no sólo a toda la ciudad, sino que con buen tiempo se puede ver una buena parte de Bohemia.

Torre de observación de Petřín (Petřínská rozhledna), Petřínské sady, Praha 1 - Malá Strana, 118 00
Web: http://www.muzeumprahy.cz/prazske-veze, e-mail: muzeum@muzeumprahy.cz
tel.: +420257320112, +420725831633

Horario de apertura

Noviembre – Febrero

Toda la semana
10.00 – 18.00

Marzo

Toda la semana
10.00 – 20.00

Abril – Septiembre

Toda la semana
10.00 – 22.00

Octubre

Toda la semana
10.00 – 20.00

Precio de la entrada

básico

120 CZK

reducido

65 CZK

familiar

300 CZK

ENTRADA
Tarifa completa de entradas aquí

en el sótano: exposición sobre la historia de la colina de Petřín y el mirador, con fotografías de la época, dibujos, planos y vestidos

iluminación: el mirador se ilumina a diario durante toda la noche, según el horario en que anochece y amanece

TRANSPORTE
paradas más cercanas de transporte público (MHD) tranvía Újezd + funicular de Petřín
si el funicular no funciona:

  • desde Pohořelec (tranvía 22) por la calle Strahovská o por la calle Úvoz
  • desde la parada de Malostranské náměstí (tranvías 12, 20, 22) por las calles Tržiště y Vlašská
  • desde Újezd (tranvías 6, 9, 12, 20, 22) por arriba por Seminářská zahrada.
  • desde las estaciones Koleje Strahov o Stadion Strahov a pie por la zona de las residencias de estudiantes (Koleje) y Růžový sad.

Un ascensor para inválidos y personas mayores sube hasta arriba, el acceso para silla de ruedas está solo a 20 m (a 60 m de altura el paso no es lo bastante ancho para silla de ruedas) 60 CZK / 30 CZK

Mostrar información detallada

Historia del edificio

En 1889 algunos miembros del Club de Turistas Checos visitaron la Exposición Universal en París y quedaron tan entusiasmados al avistar la famosa Torre Eiffel que decidieron crear un punto dominante parecido sobre la ciudad de Praga. Establecieron la Asociación para la Construcción de la Torre-observatorio, reunieron los primeros recursos y consiguieron un terreno de la Alcaldía. Escogieron la colina de Petřín que está a 318 m sobre el nivel de mar para la copia en escala de uno a cinco de la Torre Eiffel. La construcción de la torre fue acelerada en vista a la Exposición Provincial de Praga en 1891. En 1890 se llevaron a cabo los trabajos preparativos del proyecto y se reunieron los fondos necesarios. La realización comenzó en marzo de 1891 según el diseño del arquitecto Vratislav Pasovský, la estructura fue la obra de los ingenieros František Prášil y Julius Souček de la Fábrica Checo-morava de Maquinaria. La construcción entera fue erigida en un plazo de tiempo extraordinariamente corto, su inspección final tuvo lugar el 28 de julio de 1891 y fue inaugurada el 20 de agosto de 1891. Consiste de una ligera estructura octagonal de braguero fabricada en acero, utilizando un total de 175 toneladas de hierro. Los ocho brazos de la construcción están anclados en bloques robustos de piedra en las puntas del octágono con la diagonal de 20 m. Subiendo los 299 escalones se llega a la cabina-mirador a una altura de 51 m que ofrece una vista espectacular de la ciudad. La torre tiene 63,5 m de alto en total.

En la primera planta a 20 m de altura se encuentra una terraza cubierta con galería que también sirve como mirador. El techo de la torre a 60 m de altura sobre el nivel del suelo sostenía originalmente una corona estilizada con un asta. A un principio los visitantes subían a la torre en un ascensor para seis personas con tracción a gas y más tarde con tracción eléctrica. El pabellón en la planta baja servía como restaurante. El 5 de julio de 1938, durante el congreso de Sokol en Praga, se incendió el interior de la cabina del ascensor, probablemente a causa de cortocircuito. Los visitantes lograron abandonar la cabina y salir de la torre a tiempo, sin embargo, la parte superior de la torre sufrió daños y algunos segmentos tuvieron que ser reconstruidos.

El 1 de mayo de 1953 empezó a operar en la torre una transmisora de televisión. El ascensor fue desmontado para utilizar el tubo como conducto de cables de datos y alimentación. La cabina en la primera planta fue también usada por la empresa de telecomunicaciones que se hizo cargo de la torre entera. La corona real en la cumbre fue reemplazada por una antena de televisión y más tarde por un adaptador de la antena para el tubo. El acceso para los visitantes estaba limitado a las dos escaleras y la cabina-mirador de arriba. Una plataforma para antenas parabólicas fue agregada encima de la primera planta. La torre se cerró al público en 1980 a causa del estado ruinoso de las escaleras y el tubo. En 1991 se celebró la Exposición General Checoslovaca para marcar el centenario desde la Exposición Provincial de Praga. Tras algunos arreglos indispensables la torre se volvió a abrir en esta ocasión para el público y permaneció en servicio hasta 1999. A partir de 1998 la torre está bajo la administración del Servicio de Información Praguense. En 1999 empezó su reconstrucción general que se llevó a cabo en un plazo de dos años y por lo general sin la necesidad de clausurar la torre. Las obras de reconstrucción fueron realizadas por la empresa Spojprojekt Praha a.s. Las viejas escaleras fueron desmanteladas y reemplazadas por dos escaleras de madera de calidad superior sin nudos. Los escalones están provistos de superficie antideslizante. Se instaló un nuevo tubo con ascensor para personas minusválidas y de tercera edad que permite acceder a la cabina-mirador de arriba. El balcón entablado original fue reemplazado por una elegante galería a 20 m de altura, provista de un telescopio. La galería es accesible incluso para turistas en silla de ruedas. En la planta baja remodelada se encuentra el vestíbulo de entrada, un bufé y una exposición del Club de Turistas Checos. El espacio del sótano se mantuvo abierto y permite ver los pilares que sostienen la torre. Acoge también una galería con la exposición permanente titulada Jára Cimrman, el genio que nunca llegó a la fama. Se trata de una muestra de inventos curiosos del siglo XIX de las colecciones del Museo Técnico Nacional. La Torre de Petřín volvió a abrirse al público tras la reconstrucción el 24 de marzo del 2002.

 

Mostrar la historia del edificio

Edificios relacionados