Hilo de Ariadna

Palacio Petschek (Petschkův palác - Pečkárna)

Este monumental ejemplo de la arquitectura neoclásica fue construido por el banquero y presidente del consejo de finanzas dr. Julius Petschek para su propio banco en los años 1923 -1929. Con la ocupación nazi, en 1939, fue inmediatamente requisado para la gestapo. Miles de patriotas checos fueron interrogados y torturados en sus estancias. Poco después de terminar la guerra, en sus sótanos se erigió un monumento conmemorativo.

Palacio Petschek (Petschkův palác - Pečkárna), Politických vězňů 20, Praha 1 - Nové Město, 110 00
Web: http://www.zasvobodu.cz, e-mail: csbspraha@volny.cz
tel.: +420224262874

Historia del edificio

El monumental edificio neoclasicista en el chaflán de las calles Politických vězňů y Washingtonova fue construido por el bancario praguense y consejero superior de finanzas dr. Julius Petschek para las necesidades de su banco bajo el nombre de Casa Bancaria de Petschek y socios. Fundó el banco en el año 1920 junto con su hijo Waltr P., con Isidor P. y con sus cuatro hijos. Siete hombres en total de la familia Petschek estuvieron en el nacimiento de la firma y su representación. La familia Petschek poseía también la mayoría de las minas de carbón en la Bohemia del Norte. El palacio fue construido en los años 1923 - 1929 según el proyecto del arquitecto Max Spielmann, de las obras se encargó la firma de Ing. A. Krofta. El edificio tiene la fachada principal neobarroca seudohistórica. Todas las estructuras son de hormigón armado, la fachada fue revestida de granito en su parte inferior, más arriba de travertino. Durante la construcción se usaron por primera vez en Praga grúas rodantes para el transporte de los materiales. El palacio tiene dos sótanos, una planta intermedia y cuatro pisos, el último en el techo inclinado de buhardilla cubierto de cobre, se instalaron ascensores y paternosteres. Todos los pisos del palacio los atraviesa una escalera de tras brazos. El original equipamiento lujoso de los interiores no se ha conservado. La decoración más exigente está en el primero y segundo piso del ala principal del palacio, son techos de estuque y revestimiento de madera de las paredes. En los sótanos había extensas cajas fuertes empotradas en gruesa mampostería de hormigón. Estaban tan bien aseguradas que durante todo el tiempo nadie ha intentado de robarlas. En los años 30 se unió al nuevo palacio la casa clasicista del chaflán de la calle Washingtonova según el proyecto del Ing. A. Krofta. El edificio estaba bien equipado, la calefacción y el aire acondicionado de cada recinto se controlaban desde la sala de máquinas por órdenes telefónicas, existía la central de teléfono, impresora, correo de tubería, garajes.
La familia Petschek vendió a tiempo todos sus bienes al Estado checoslovaco y huyó a los nazis al extranjero. El mismo año 1939 el edificio fue confiscado por la Gestapo (Geheime Staatspolizei, policía estatal secreta) que durante seis años dirigiera de allí el terror contra el pueblo checo. Allí fueron interrogados y torturados miles de patriotas checos, en general traídos de la cárcel en Pankrác. Allí en el recinto llamado cine esperaban su turno. Después de la llegada al poder del protector del imperio Reinhard Heydrich, en el edificio mismo se estableció el juicio sumarísimo que decidía del destino de los patriotas enviándolos a campos de concentración o al patíbulo. Muchos de ellos perecieron debido al martirio físico. En el sótano del palacio donde se encontraba la sala de tortura de la Gestapo se ha establecido un monumento a la resistencia antifascista. Hay allí una placa con el rótulo: ¿Por qué volvemos a la historia conmovedora y luchas empeñadas del pasado? Porque amamos el futuro.
En el chaflán del palacio se encuentra una placa conmemorativa de bronce de Jiří Prádler con la figura de un hombre, obra del escultor Zdeněk Vodička, con el texto: 1939 - 1945. Aquí lucharon, sufrieron y murieron luchadoras por la libertad de nuestra patria. Nunca olvidaremos su memoria y siempre seguiremos fieles a su legado. ¡Gente, seguid vigilando! Después de la guerra, el palacio fue adaptado para las necesidades del ministerio del comercio exterior, actualmente reside allí una parte del ministerio de comercio e industria.
Monumento cultural nacional desde el 1989.

 

Mostrar la historia del edificio