Hilo de Ariadna

Casa Del Minuto (Dům U Minuty)

Esta casa es parte del complejo del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja. Es un típico ejemplo de la arquitectura urbana renacentista checa. La fachada la adornan esgrafiados con escenas bíblicas y mitológicas, y motivos de leyendas renacentistas de la época. Entre 1889 y 1896 vivió en ella Franz Kafka con sus padres.

Casa Del Minuto (Dům U Minuty), Staroměstské náměstí 2, Praha 1 - Staré Město, 110 00

Historia del edificio

La casa vecina del área del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja. Su núcleo es del gótico tardío, principios del siglo XV, con arreglos renacentistas después del año 1564. A finales del siglo XVI los propietarios añadieron a la casa de dos pisos una tercera acabada con una robusta cornisa de luneta. En el barroco tardío varias veces cambió la colocación de las ventanas. La casa es una muestra típica de la arquitectura burguesa checa de Renacimiento. Antes del año 1712 la casa pertenecía a Matěj Bartl que operaba una farmacia allí. Entonces de llamaba De León Blanco. Como signo de la casa se usaba una estatua clasicista de león de piedra desde finales del siglo XVIII. La figura del león sigue decorando el chaflán hasta ahora. El nombre posterior Del Minuto, derivado de la palabra minucioso, menudo, documentaba el hecho de que en la casa se vendía tabaco picado. La casa debía ser derrumbada junto con la vecina casa de Pecold para emparejar el bloque de casas entre la Plaza de la Ciudad Vieja y la Pequeña. Porla Pequeña. Por suerte se opuso la Comisión del Registro de Monumentos Constructivos, Artísticos e Históricos de la Capital Real de Praga y cuando se descubrieron esgrafiados en la casa vecina, en el 1905, se decidió conservar las dos casas. En la casa Del Minutos, los esgrafiados se descubrieron tan sólo en el 1919 durante sus reparaciones. La riqueza de los esgrafiados renacentistas era sorprendente, pues la casa en aquella época no era importante ni estaba habitada por personas importantes. Los esgrafiados de figuras y ornamentos surgieron en dos etapas, la primera parte a finales del siglo XVI, entonces la casa pertenecía a Karel Přehořovský z Kvasejovic, y en los años 1603 - 1610, durante la propiedad de Tito Cantagali. En el año 1919 los restauró el escultor académico Jindřich Čapek. Los esgrafiados en lunetas de la cornisa interrumpida por cuatro ventanas representan bustos de los gobernadores de entonces, Felipe II de España, Maximiliano II y su hijo Rodolfo II y algunos otros miembros de la familia Habsburgo. Se ve allí también la figura del gobernador otomano Selim, con quien los Habsburgo convinieron la paz en el año 1568 para salvar sus países contra ataques turcos. Los esgrafiados encima de las ventanas del 1º y 2º piso representan, por ejemplo, el desfile de Baco donde Baco monta un carruaje empujado por un guerrero en ropa flotante. El desfile lo acompañan sátiros bailando y cantando. Hay una imagen de Adán y Eva con un venado debajo del árbol con la fruta prohibida. También está representado un preferido tema moralista de Renacimiento – el pleito de varios hijos por la herencia del padre que se resuelve con el tiro de flechas al cadáver del padre y el ganador sería el que diera lo más cerca de su corazón. En el cuerpo del hombre se ven dos flechas, al lado están dos hijos con sus arcos. Sin embargo, gana el tercer hijo que ruega al juez que le libere de la tarea terrible, pues éste es el más cercano al corazón del padre. También se encuentra allí una figura de soldado con las manos en el fuego que representa al héroe romano Mucius Scaevola que demuestra así su desprecio al dolor y la muerte. No falta ni la figura de Hércules, entre las ventanas hay otras figuras alegóricas, por ejemplo, la Justicia, Valentía y Sabiduría, Fertilidad y Maternidad. Los esgrafiados fueron grabados en un fino revoque blanco-gris con la capa superior pintada con carbón molido para hacer el fondo de las imágenes claras. Durante extensos trabajos de reconstrucción en los años 1937 - 1938 la amenazada estabilidad de las casas fue reforzada por un esqueleto de hormigón armado, la caduca mampostería exterior fue fortalecida por una pared de ladrillos y en el frontón de la casa se abrió una arcada con la bóveda romana. Además de algunos fragmentos originales, por ejemplo, techo de estuque y restos de pinturas en las paredes, se descubrieron también algunos techos pintados de Renacimiento. En el año 1896 compró la casa el municipio de Praga. Por arreglos interiores fue unida con la casa vecina de Pecold y Del Gallo y se unió con el Ayuntamiento. En los años 1889 - 1896 vivió en la casa Franz Kafka con sus padres.

Mostrar la historia del edificio