Hilo de Ariadna

Monasterio de los Eslavos de Emaús (Klášter Na Slovanech – Emauzy)

Las conspicuas torres en hormigón blanco y puntas doradas llevan ya 60 años en el monasterio benedictino llamado de los Eslavos, de Emaús. Las torres originales de la iglesia ardieron a causa de un bombardeo, en 1945. El monasterio fue fundado por Carlos IV en 1347, y se convirtió en centro de erudición, arte y literatura eslavas. En su interior se conservan restos de preciosas pinturas góticas murales, la iglesia de Nuestra señora está adornada con pinturas en el estilo de la escuela de Beuron.

Monasterio de los Eslavos de Emaús (Klášter Na Slovanech – Emauzy), Vyšehradská 49, Praha 2 - Nové Město, 120 00
Web: http://www.emauzy.cz, e-mail: kancelar@emauzy.cz
tel.: +420221979228, +420221979211

Horario de apertura

Noviembre – Marzo

lunes
11.00 – 14.00
martes
11.00 – 14.00
miércoles
11.00 – 14.00
jueves
11.00 – 14.00
viernes
11.00 – 14.00

Abril

lunes
11.00 – 17.00
martes
11.00 – 17.00
miércoles
11.00 – 17.00
jueves
11.00 – 17.00
viernes
11.00 – 17.00

Mayo – Septiembre

lunes
11.00 – 17.00
martes
11.00 – 17.00
miércoles
11.00 – 17.00
jueves
11.00 – 17.00
viernes
11.00 – 17.00
sábado
11.00 – 17.00

Octubre

lunes
11.00 – 17.00
martes
11.00 – 17.00
miércoles
11.00 – 17.00
jueves
11.00 – 17.00
viernes
11.00 – 17.00

Precio de la entrada

básico

50 CZK

reducido

30 CZK

familiar

100 CZK

Historia del edificio

El papa Clemente VI complació la solicitud de Carlos IV aprobando su fundación de un monasterio con la liturgia eslava. El monasterio Na Slovanech lo fundó el rey Carlos IV en el. 1347 para monjes benedictinos del rito oriental invitado de Dalmacia y Croacia que usaban el antiguo eslavo como idioma litúrgico. La intención del emperador era reforzar las relaciones eslavas y ayudar a eliminar la discrepancia entre la Iglesia occidental y oriental. Fue el único monasterio eslavo y la única asociación no latina en el cristianismo occidental del imperio de Carlos. El monasterio llegó a ser centro de educación y arte. Entre estudiantes del idioma de Cirilo y Método pertenecían también Jan Hus, Jeroným Pražský y otros. Surgieron allí muchas joyas literarias iluminadas, entre otras, el llamado Evangeliario de Reims que a través de Constantinopla, adonde lo había llevado la misión husita, llegó hasta el tesoro de coronación de los reyes de Francia. Se realizó allí la primera traducción completa al checo de la Vulgata de Jerónimo – el texto oficial de la Biblia en latín.
El edificio del monasterio con la nueva iglesia – una joya de la construcción gótica checa – se construyó cerca de la vieja iglesia parroquiana de San Cosme y Damián en Podskalí, supuestamente construida por San Wenceslao. El monasterio con la iglesia fueron acabados y consagrados ceremoniosamente por el arzobispo Očko z Vlašimi en presencia de Carlos IV, su hijo Venceslao IV e invitados importantes el día 29. 3. 1372. Aquel día se leyó el evangelio sobre el encuentro del Cristo con los aprendices en Emaús, por eso el edificio también se llamaba Emauzy. En cuanto al origen del nombre de Emauzy se supone también que en el lugar del monasterio antes estaba el cortijo desatendido Emmahaus (casa de Ema) que pertenecía al castillito cercano donde hacía tiempo había vivido la primera reina checa Ema, hija del rey de Borgoña Conrado.
La obra costó la misma cantidad de dinero que el Puente de Piedra (de Carlos). El constructor del edificio es desconocido. El templo en honor de San Jerónimo, Cirilo y Método, Adalberto y Procopio y posteriormente de Virgen María tiene algunos elementos arquitectónicos y motivos de figuras que recuerdan obras del taller de construcción de la corte, dirigido entonces por Petr Parléř. Lo recuerda también la valentía de construir un extraordinario edificio de nave sin torres, más tarde presentado en viejos grabados de Praga. La construcción duró 24 años, incluida la excelente decoración artística. En el rincón izquierdo detrás del altar se encuentra la estatua sentada de la Virgen de Montserrat – Virgen Negra con Niño, durante el bombardeo de la iglesia en el año 1945 como por milagro la estatua no quedó dañada y fue llevada a la iglesia de San Ignacio en la Plaza de Carlos y después de la reconstrucción devuelta a su puesto original. Pinturas en las paredes pertenecen entre los monumentos más preciosos del gótico checo. El Pasillo de Cruces - ámbito – está decorado por pinturas pares, es decir, imágenes de los dos Testamentos de la Biblia. Es un tipo de pintura al fresco que es una rareza europea y el monumento más valioso conservado del gótico. En los años 50 los frescos fueron restaurados por una técnica especial. El monasterio ha pasado sin daños notables por todas las sacudidas históricas. Durante las guerras husitas pasó a las manos de los del cáliz, se instaló allí una guardia husita y por eso escapó a la rabia del pueblo y a la destrucción. En el siglo XVI, el abad Matouš Benešovský lo convirtió en una taberna con billar y música de diversión, a principios del siglo XVII vivió allí unos años el astrónomo Kepler.
Después de la batalla de la Montaña Blanca, Fernando III invitó a benedictinos de España, durante cuya actuación se realizó la extensa reconstrucción barroca del monasterio y de la iglesia. Entonces desapareció el alto techo de dos vientos de la iglesia, fue sustituido por un techo de tres partes y se construyeron dos bajas torres frontales en forma de cebolla (1712).
Después del año 1880, en el llamado período beuron, el monasterio con la iglesia fueron renovados y reconstruidos para las necesidades de la congregación benedictina proveniente de Beuron de Alemania del Sur. Sustituyeron la mayoría de los elementos barrocos por la austeridad seudogótica especial, actualmente llamado estilo de Beuron. Su abad aficionado de música fundó la especial escuela beuron de pintura y convirtió el monasterio en el centro del canto eclesiástico según el coral gregoriano.
Antes de la 2ª Guerra Mundial, el monasterio se incluyó en la nueva solución urbanística del muelle y de la pendiente debajo de Emauzy por el arquitecto B. Hypšman, quién diseñó también las partes adicionales del monasterio.
El 14 de febrero del 1945 durante el bombardeo americano de Praga fue destrozada la iglesia. La Sociedad de la Renovación de Emauzy, apoyada por ciudadanos inmediatamente después del bombardeo, inició los trabajos indispensables para asegurar el edificio. Después del 1947 se restauraron dañados frescos góticos en el ámbito. En los años posteriores se construyó una nueva techumbre de hormigón armado. Los trabajos de reconstrucción se encargaron al profesor de la Escuela Superior Técnica Checa Oldřich Štefan. En el1964 se convocó un concurso no anónimo de la solución arquitectónica del techo y de las torres de la iglesia deteriorada. Ganó el diseño del ingeniero arquitecto F. M. Černý, bajo cuya dirección, en vez de las torres solicitadas, se instaló una construcción completamente moderna, calificada como couragé, una de las manifestaciones más valiosas de la arquitectura moderna en Praga: la dominante de monocasco asimétrico de 32 metros con la estructura de hormigón blanco de 40 cm de grueso. La estructura tiene puntas de 4 m de altura, para cuyo revestimiento se ha consumido 1,3 kg de oro de 24 quilates. La altura de las puntas desde el piso es 52 m, desde la cornisa 32 m. Una ilusión óptica causa que la torre sur más cerca al río parezca más alta aunque no lo es.
Durante la reconstrucción, en la sala capitular del monasterio se descubrieron fragmentos de pinturas y rótulos en las paredes. El rótulo escrito en el glagolítico croata (probablemente el texto de los Diez Mandamientos en checo desde el año 1412) es la primera y única prueba de la epigrafía glagolítica en nuestro país y en países eslavos occidentales en general.
El 1 de octubre del 1990 volvieron al monasterio monjes de Nursia, Italia, lugar de nacimiento de San Benito.
Emauzy es monumento cultural nacional.

 

Mostrar la historia del edificio