Hilo de Ariadna

De Holešovice a la Ciudad Vieja: Viaje contra el tiempo al jardín secreto

Esta excursión tiende un puente, en sentido literal y metafórico, entre dos mundos, que no están, por lo demás, tan alejados. Es decir, conecta dos barrios praguenses muy diferentes y tiende una línea entre dos de los edificios más icónicos de la Galería nacional: el funcionalista Palacio de exposiciones, con su colección de arte moderno, y el Monasterio de santa Inés checa, que custodia la colección de arte medieval. Desde Holešovice, el itinerario le llevará a través del parque de Letná hasta el Metrónomo, una de las atalayas de la orilla izquierda del Moldava y luego, cruzando por el puente, hasta el extremo más septentrional de la Ciudad Vieja. No tenga miedo de perderse por estas callejuelas enredadas, tan poco visitadas por los turistas, y en las que se respira la auténtica atmósfera antigua de Praga. El destino final es el recién restaurado y abierto jardín del monasterio y el monasterio en sí mismo.

De Holešovice a la Ciudad Vieja: Viaje contra el tiempo al jardín secreto, Dukelských hrdinů, Praha 7 - Holešovice

DESCRIPCIÓN DEL ITINERARIO
Longitud del itinerario: 4 km

Descargar: Cinco paseos por Praga 2

 

  • Parada de tranvía “Veletržní palác” - Palacio de exposiciones – Galería Nacional de Praga

El mayor edificio funcionalista de Praga, que en su tiempo fue el más grande de su clase en todo el mundo, fue construido en 1928, y recibió el elogio del mismo Le Corbusier. Desde 1976, ha pertenecido a la Galería Nacional y, después de su reconstrucción, llevada a cabo en los años 90, se ha convertido en sede de sus colecciones de arte moderno y contemporáneo, tanto checo como extranjero. Custodia y expone obras excepcionales de artistas como Pablo Picasso, Auguste Renoir, Vincent van Gogh o Gustav Klimt. Su monumental interior, cuya organización recuerda a los barcos transoceánicos, es algo que merece la pena verse en sí mismo.

 

  • calle Heřmanova - calle Františka Křížka - Bio Oko

Conocido y querido cine de autor fundado en 1940. El patio de butacas está equipado con diferentes tipos de asientos (tubonas de playa, pufs, carrocerías de automóbiles, etc.); el diseño se debe al famoso artista checo Maxim Velčovský. El café-bar del cine es un magnífico lugar de encuentro.

 

  • calle Milady Horákové - Plaza de Letná (Letenské náměstí)

Merece la pena prestar atención a la torre de 26 metros, en estilo neorrnacentista, que pertenece al depósito de agua de Letná, luego al bloque de viviendas, en su tiempo de lujo, en estilo funcionalista y hecho en hierro y hormigón, conocido popularmente como Molochov, levantado en los años 1936 – 1938, y, finalmente, al conspicuo edificio constructivista que aparece a la izquierda, sede del Ministerio de interior.

 

  • calle Nad Štolou - calle Letohradská - calle Muzejní - Museo nacional de la técnica y Museo nacional de agricultura

Estas dos monumentales construcciones en estilo funcionalista se levantaron al mismo tiempo, en los años 1938 – 1942. La idea original era hacer un único edificio, pero hubo problemas burocráticos y, sobre todo, se produjo un desencuentro entre ambas instituciones en lo tocante a cuestiones de organización y en referencia al espacio expositivo. Por eso acabaron construyéndose dos, separadas por la calle Muzejní. Las dos entradas pincipales miran al parque de Letná – incluso en eso destaca la similaridad de los dos edificios.

 

  • calle Kostelní - Palacete de Letná

El palacete, construido según modelos del Renacimiento italiano, alberga actualmente un restaurante. Entre 1891 y 1916 estaba muy cerca la estación del funicular de Letná, que subía a los viajeros desde el puente de cadenas del Emperador Francisco José (hoy Puente de Štefánik). Junto al funicular de Letná se encontraba la primera estación de tranvías eléctricos que hubo en Praga, construida para la Exposición universal del año 1891 por František Křižík. Hoy en día, delante del palacete, hay una terraza fantástica para tomarse una cerveza y disfrutar de espectaculares vistas del centro de la ciudad y del Moldava.

 

  • Metrónomo

El enorme Metrónomo ocupa un lugar simbólico. En el mismo lugar se levantaba otrora el gigantesco monumento a Stalin, que fue dinamitado mucho después de la muerte del dignatario, en 1962. El metrónomo, instalado en 1991 y con un peso de siete toneladas, simboliza los nuevos tiempos. Hoy toda esta zona es el paraíso del monopatín.

 

  • hacia abajo a la rivera de E. Beneš - Puente de Svatopluk Čech - rivera de Dvořák (Dvořákovo nábřeží) - Hoteles Intercontinental y President

Ambos hoteles son ejemplos ilustrativos de la arquitectura brutalista checa. La suit presidencial del hotel Intercontinental, con sus 154 metros cuadrados, sus vistas panorámicas y su propia sauna fue, un tiempo, el alojamiento más lujoso de Praga. El famoso más importante que lo honró con su visita fue Michael Jackson, en la década de los noventa. Precisamente, desde sus habitaciones podía contemplar su propia estatua, levantada temporalmente en el zócalo del Metrónomo.

 

  • calle Dušní - iglesia de san Simón y san Judas - calle U Milosrdných

La iglesia de san Simón y san Judas puede estar orgulosa de su historia musical, entre otras cosas de que la visitaran para tocar en ella Wolfgang Amadeus Mozart y Joseph Haydn. La iglesia sigue siendo hoy fiel a esa tradición, programando regularmente conciertos.

La calle U Milosrdných pasa junto al ala más antigua del monasterio de los Hermanos de la caridad, y de su hospital, al que se ha consagrado esta orden desde el año 1620. En 1847 en sus instalaciones se llevó a cabo la primera operación hecha bajo efectos narcóticos en todo el imperio austro-húngaro.Precisamente, el edificio del hospital Na Františku, a orillas del río, es interesante; fue fundado en el año 1360, no habiendo parado de funcionar desde aquel entonces. Es decir, que se trata del hospital más antiguo de Europa central.

 

  • calle Kozí - Plaza Kozí (popularmente „Kozí plácek“, o sea, la placilla de la cabra) - calle U Obecního dvora - callejón Ve Stínadlech

Calle U Obecního dvora

Durante todo el tiempo de su existencia el Patio municipal (Obecní dvůr) ha cumplido siempre funciones administrativas. Su primera finalidad documentada fue la de servir de establo a los caballos y carros de la ciudad, luego funcionó como Casa real contra incendios. La casa de los censores (Dům U Cenzorů), con el número 798/5, albergaba realmente, durante el siglo XIX, el departamento de censura. La casa que ostenta el número 799/7 fue ocupada por la famosa familia de pintores checos Mánes. Antonín Mánes, fundador de la escuela paisajística nacional, tenía su atelier precisamente en la torrecita de la vecina casa de los censores.

Callejón Ve Stínadlech

Hacia la derecha, enfrente del Patio municipal, encontrará el callejón llamado Ve Stínadlech. Se le puso ese nombre en honor a una novela del popular escritor checo Jaroslav Foglar, el cual ubicó la acción de muchas de sus obras en estos misteriosos recovecos.

 

  • Plaza Haštalské - iglesia de san Cástulo - escuela y casa parroquial - osario - viejo hospital

La iglesia de san Cástulo („Haštal“ en checo), originalmente construcción románica de finales del siglo XII, es la única dedicada en todo el país a este mártir.

Escuela y casa parroquial

Desde que fuera fundada, contó con una escuela y una casa parroquial con jardín, rodeado de un fuerte muro; hoy en día, el edificio está gestionado por diferentes organizaciones eclesiásticas.

Osario

Alrededor de la iglesia había un cementerio, que hoy recuerda una cruz dibujada con el mosaico del empedrado del suelo; ha sobrevivido de ese cementerio una pequeña construcción: el antiguo osario que tiene una estela pintada en la pared.

Viejo hospital

En la esquina de la calle Řásnovka hay, haciendo chaflán redondo, un curioso edificio: se trata del antiguo hospital de la orden checa de los canónigos cruzados de la cruz roja. Se trata de la única orden originada en Bohemia, y la única orden masculina fundada por una mujer: la princesa checa Inés. El edificio antiguo fue liquidado en 1965 y sustituido por una nueva construcción, la cual, sin embargo, aprovecha los cimientos originarios y copia su planta.

 

  • calle Řásnovka 

La calle Řásnovka se llamaba originariamente Schneckova, según el nombre de un conocido fabricante de cartas de azar. Pero los praguenses le daban otros nombres, „chequizando“ el apellido alemán; la llamaban calle Slimákova, Plžova o Hlemýžďova. A lo último, las autoridades acabaron rebautizándola según Jan ze Řásnova, dueño de uno de los inmuebles. Antiguamente la calle también fue popularmente conocida como U králů žump (algo así como „los reyes del arroyo“), porque allí vivían miserablemente los trabajadores más pobres, albañiles, enterradores de animales muertos o incluso verdugos.

 

  • calle Klášterská - Edificio del Ministerio de industria y comercio

La tremenda construcción del Minusterio de industria y comercio, en estilo modernista y debida al arquitecto Josef Fanta, fue terminada en 1934 con un presupuesto millonario. No es de extrañar: en todo el edificio hay más de ciento veinte estatuas y su ornamentación es impresionante, todo lo cual acentúa el aspecto representativo del inmueble. Josef Fanta fue también el arquitecto que diseñó el hermoso vestíbulo de entrada a la Estación central de ferrocarril, con su bonita cafetería.

 

  • calle Na Františku - Jardín tras el santuario - Jardín de la puerta norte - Monasterio de santa Inés checa

Jardín tras el santuario

Los jardines del monasterio de santa Inés se han sometido a una importante reconstrucción en el año 2016 – ahora es posible entrar al Jardín tras el santuario a través de dos puertas diferentes, y al 19 Jardín de la puerta norte se puede acceder a través de la gran puerta barroca desde el lado de la orilla del río. Los jardines, que hasta ahora no eran accesibles al público, ya pueden visitarse y están adornados con decenas de esculturas debidas a los mejores escultores checos de la actualidad.

Monasterio de santa Inés checa

Una de las construcciones góticas más significativas de la ciudad lleva el nombre de su fundadora, la princesa premislida santa Inés (1211–1282), que promovió el establecimiento del monasterio, con su rica ornamentación y con varias iglesias, y para el que planeó un cementerio real e incluso su propia tumba. Cuando el convento fue clausurado, a finales del siglo XVIII, el edificio amenazaba ruina. Pero el final de su historia no fue la demolición, sino que, al contrario, fue proclamado monumento cultural checo y paulatinamente restaurado a lo largo del siglo XX. En la década de 1980, el complejo fue abierto al público, y se destinó a que albergara la colección de arte medieval perteneciente a la Galería nacional. Recomendamos al visitante que no se vaya sin ver dicha colección, que muchas veces pasa desapercibida a causa de su posición, un poco alejada del centro más turístico.

Tip: El visitante puede también ver, de manera gratuita, el jardín y el primer piso del monasterio, siguiendo un itinerario de visita, que tiene también su variante para niños.

Tip: Los jardines del monasterio están abiertos todo el año, pero sí se cierran en caso de mal tiempo. Si, por tanto, no puede entrar al complejo a través de las puertas del jardín, siga por la calle Na Františku hasta la calle Kozí y la calle U Milosrdných; luego, la estrecha callecita Anežská le llevará directamente a la entrada principal del edificio.

Mostrar información detallada

Edificios relacionados