Hilo de Ariadna

Castillo de Praga (Pražský hrad)

El panorama del Castillo de Praga es inolvidable. Se trata de una de las ciudadelas más grandes de todo el mundo, integrada por antiguos palacios, edificaciones eclesiásticas, jardines y pintorescos rincones. Es símbolo del estado checo desde hace más de mil años. Su fundación se remonta al siglo IX; desde entonces ha sido morada de los soberanos checos y, en los últimos tiempos, de los presidentes.

Castillo de Praga (Pražský hrad), Pražský hrad, Praha 1 - Hradčany, 119 08
Web: http://www.hrad.cz, http://www.kulturanahrade.cz, e-mail: info@hrad.cz
tel.: +420224372423, +420224371111

Horario de apertura

Octubre – Marzo

Toda la semana
09.00 – 16.00

Abril – Octubre

Toda la semana
09.00 – 17.00

Mostrar información detallada

Acceso a la zona: 6.00 - 22.00

Día de cierre del Castillo de Praga: 24. 12.

Atención: Los visitantes del Castillo de Praga deberán someterse a una inspección de sus bolsas o equipaje al acceder al área. Por eso hay que contar con una pequeña posible retención. La administración del Castillo de Praga ruega a los visitantes que no lleven, a la hora de visitar el Castillo, equipaje de grandes proporciones y que atiendan a las Normas de visita del área.

ENTRADA
la entrada es válida 2 días

Circuito A
Antiguo Palacio Real, exposición Historia del Castillo de Praga, basílica de San Jorge, Callejón del Oro y Torre Daliborka, Torre de la Pólvora, Palacio Rožmberk, Catedral de San Vito

  • básica 350 CZK
  • reducida 175 CZK
  • familiar 700 CZK

Circuito B
Antiguo Palacio Real, basílica de San Jorge, Callejón del Oro y Torre Daliborka, Catedral de San Vito

  • básica 250 CZK
  • reducida 125 CZK
  • familiar 500 CZK

Circuito C
Exposición permanente Tesoro de San Vito, Pinacoteca del Castillo de Praga 

  • básica 350 CZK
  • reducida 175 CZK
  • familiar 700 CZK

Exposición Historia del Castillo de Praga

  • básica 140 CZK
  • reducida 70 CZK
  • familiar 280 CZK

Pinacoteca del Castillo de Praga

  • básica 100 CZK
  • reducida 50 CZK
  • familiar 200 CZK

Torre de la Pólvora Mihulka

  • básica 70 CZK
  • reducida 40 CZK
  • familiar 140 CZK

Catedral de San Vito
entrada libre solo a la parte neogótica en la entrada
la parte histórica, incluyendo la capilla de San Venceslao y la tumba de los reyes y condes remislidas, es accesible solo con una entrada válida, dentro del circuito de visita del Castillo de Praga A o B.

Gran Torre Sur de la Catedral
Accesible desde el tercer patio del Castillo, entrada a la izquierda de la Puerta del Oro

  • única 150 CZK

Capilla de la Santa Cruz - Tesoro de San Vito

  • básica 300 CZK
  • reducida 150 CZK
  • familiar 600 CZK

Lista de precios

Las entradas se pueden comprar en los Centros de Información de la Administración del Castillo de Praga en el segundo y tercer patio, en el Patio de la Fundición, la Pinacoteca del Castillo de Praga, el Antiguo Palacio Real, el Palacio Lobkowicz, en la calle Jiřská y en las dos cajas del Callejón del Oro en la Torre Daliborka. Las entradas para la visita guiada del tercer patio se pueden pagar con tarjeta, se pueden comprar entradas de regalo durante ciertos periodos. Además es posible comprar todas las entradas en todas las cajas de la red Ticketportal.

En el segundo patio del Castillo de Praga hay una caja en el centro de información reservada a la venta de entradas para conciertos.

Las entradas a las exposiciones se venden en el lugar de celebración de las mismas.

Los espacios de representación del Castillo de Praga son accesibles el primer sábado después del 8 de mayo.

CAMBIO DE GUARDIA EN EL PUESTO

  • cada hora completa de 9 a 18 horas
  • cambio de guardia ceremonial, con banda de música y cambio de bandera en el primer patio, cada día a las 12 del mediodía

FOTOGRAFÍA DE INTERIORES
sin usar flash y trípodes: 50 CZK
no se pueden tomar fotos en la exposición Historia del Castillo de Praga, el tesoro de San Vito y en la Pinacoteca del Castillo de Praga.

SERVICIO DE GUÍA

  • de lunes a sábado
  • se pueden hacer peticiones de visita con un guía profesional a la Administración del Castillo de Praga, a través del e-mail: info@hrad.cz o por teléfono al 224 373 584 o personalmente en el centro de información del tercer patio del castillo, enfrente a la catedral

Una visita de una hora con guía incluye una visita a los siguientes lugares: Catedral de San Vito, Antiguo Palacio Real, bajo solicitud y acuerdo previo la explicación del guía se puede ampliar a la exposición permanente Historia del Castillo de Praga, la basílica de San Jorge, la Pinacoteca del Castillo de Praga y el palacio Rožmberk.
Idiomas: checo, inglés, francés, alemán, italiano, ruso, español
duración de la visita a gusto del cliente
idioma checo: 50 CZK por persona y hora de visita (mín. 200 CZK)
otros idiomas: 100 CZK por persona y hora de visita (mín. 400 CZK)

Visitas con audio guía: la grabación dura 3 horas y contiene información sobre exteriores e interiores. Los precios de préstamo de un aparato son 350 CZK por tres horas o 450 CZK por día.

El grupo puede tener guía propio. Tienen entrada gratis los guías claramente identificados (de países de la UE) con clientes que compren entradas a los lugares de visita.

Para personas con discapacidad visual hay guías en láminas de plástico impresas en braille.

ACCESO SIN BARRERAS
Hay acceso sin barreras en todos los espacios de visita y exposición exceptuando las torres (Daliborka, la Torre Blanca, la Torre de la Pólvora y la torre sur de la Catedral) y el pasillo defensivo en el Callejón del Oro.

LAVABOS PÚBLICOS
están en el patio de los Leones, junto a la Catedral de San Vito, en el Antiguo Palacio Real y en el Callejón del Oro

APARCAMIENTO
No se recomienda visitar el Castillo de Praga con automóvil, debido a que en los alrededores la capacidad de aparcamiento es muy limitada. El aparcamiento más próximo (de pago) está en la parada del tranvía 22 Pražský Hrad.

Lugares de parada para autobuses turísticos:
Jelení, a la derecha, en dirección a la calle Mariánské hradby (solo 5 minutos)
Mariánské hradby, a la derecha, en dirección a la calle Jelení

 

Mostrar información detallada

Programa

Historia del edificio

El Castillo de Praga es el monumento cultural e histórico nacional más importante, símbolo de más de mil años de desarrollo del estado checo. Se trata de un conjunto monumental de palacios, fortificaciones y edificios religiosos, administrativos y residenciales que reflejan todos los estilos arquitectónicos. El área en que se encuentra es de 45 ha. Ha sido residencia de los príncipes, reyes y emperadores de Bohemia y a partir de la constitución de la república en 1918 también residencia de presidentes.
En 1962 el Castillo de Praga con sus hallazgos arqueológicos fue declarado patrimonio cultural nacional No. 1 como el lugar más importante de la historia checa.

Historia
Los orígenes del Castillo de Praga están vinculados a Bořivoj, el primer príncipe Premyslida históricamente documentado. En los años 80 del siglo IX Bořivoj trasladó su residencia original de Levý Hradec a un promontorio sobre el Moldava dónde ya existía un pueblo-fortaleza eslavo muy favorablemente ubicado. El primer palacio de los príncipes fue evidentemente de madera. La primera edificación de piedra y el santuario cristiano más antiguo fue la Iglesia de Nuestra Señora. Sus restos fueron encontrados entre el Segundo Patio y el Jardín del Baluarte. La iglesia de Bořivoj fue poco después remodelada por el príncipe Spytihněv I quien fue enterrado en ella en 915. La segunda iglesia en el área del Castillo fue la Basílica de San Jorge, fundada por el príncipe Vratislav I. En los años 20 del siglo X otro Premyslida, el príncipe Venceslao (el santo), mandó a construir un tercer templo a poca distancia de la basílica – la rotonda de San Vito, remodelada en el siglo XI por el príncipe Spytihněv II en una basílica monumental.

En el año 973, cuando fue establecido el obispado de Praga, el Castillo de Praga fue residencia no sólo de la cabeza de estado sino también del obispo de Praga, supremo representante de la Iglesia. De esta época data el primer convento en Bohemia, establecido junto a la Basílica de San Jorge.

En el siglo X el Castillo ocupaba un área de alrededor de 6 hectáreas. En la época románica el antiguo pueblo-fortaleza fue convertido en un robusto castillo medieval, especialmente después del año 1135 gracias al empeño de Soběslav I quien hizo construir un palacio de piedra para los príncipes y nuevas fortificaciones de piedra reforzadas con varias torres, de las cuales la mejor conservada es la Torre Negra en el este.

El período gótico tuvo un impacto significante sobre el aspecto del Castillo de Praga, ante todo por Carlos IV (1346 – 1378) quien junto a su padre Juan de Luxemburgo (1310 – 1346) consiguió que el Papa elevase el obispado de Praga a arzobispado y quien colocó la piedra fundamental para la construcción de la Catedral de San Vito. En tiempos de Carlos IV el Castillo se convirtió en residencia imperial por primera vez. Carlos IV hizo reforzar las fortificaciones del Castillo y encargó una remodelación grandiosa del palacio real con la Capilla de Todos los Santos. Hizo cubrir los techos de las torres con chapas de metal doradas que dieron lugar a la frase Praga Ciudad de Oro. Desde 1382 los monarcas bohemos dejaron de habitar el Castillo de Praga por más de cien años. La corte real fue trasladada a la zona de la actual Casa Municipal y no regresó al Castillo de Praga hasta 1483, bajo Vladislav de la dinastía de los Jagellón.

A pesar de que el monarca se trasladó a Buda ya en el año 1490, encargó trabajos de reconstrucción del Castillo de Praga en estilo gótico tardío dirigidos por Benedikt Ried. Este construyó el impactante Salón Vladislav, la sala abovedada secular más grande de Europa en su época, con el cual se introducen en Praga los primeros rasgos renacentistas. Ried realizó ambiciosos trabajos de remodelación, incluyendo la construcción de nuevas fortificaciones, torres de defensa y una ampliación del palacio real. En su tiempo el estilo gótico empezaba a dar paso al nuevo estilo arquitectónico, el Renacimiento.

El impacto directo del arte italiano de nuevo estilo fue más evidente en Praga bajo el reinado de Fernando I (de Habsburgo) y después de su partida de Praga bajo el vicegobernador Fernando del Tirol. En esa época el castillo medieval fue transformado en un cómodo palacio renacentista con jardines. En el Jardín Real del lado norte surgió la arquitectura italiana típica del Palacio Real de Verano.

El incendio de 1541 que afectó gravemente los edificios del Castillo y sus alrededores motivó de sobremanera las actividades de construcción. En el marco de la renovación fueron remodelados tanto espacios residenciales como edificios religiosos. En tiempos de los primeros Habsburgo aparecen los primeros palacios nobiliarios en la zona del Castillo (por ejemplo el Palacio Pernštejn – más tarde Lobkowicz, Palacio Rosenberg y otros). En el lado noroeste fueron construidos los edificios para los establos.

Durante el reinado de Rodolfo II (1576 – 1611) culminó la reconstrucción renacentista y manierista del Castillo, el cual se convirtió por segunda vez en un centro imperial y sobre todo un centro cultural y científico de Europa. Nuevos edificios fueron erigidos en el Segundo Patio para albergar las colecciones de Rodolfo – el Salón Nuevo (hoy en día Salón Español) y la Galería Rodolfo. Los lados noroeste y suroeste del castillo fueron comunicados por un ala donde se ubicaba la famosa Kunstkammer y otros espacios para las actividades de coleccionismo de Rodolfo, quien además hizo construir establos nuevos para sus preciosos caballos de pura raza española. En tiempos de Rodolfo se colocó la base del Callejón de Oro. La Torre de la Pólvora sobre el foso de Jelení příkop se menciona como el lugar donde se ubicaban los laboratorios de los alquimistas de Rodolfo.

El Castillo volvió a sufrir graves daños al ser tomado y saqueado por el ejército sajón en 1631 y por los suecos en 1648. Después de la Guerra de los Treinta Años los Habsburgo no mostraron mucho interés en la residencia real.

Tan sólo entre los años 1755 y 1775 María Teresa encargó una reconstrucción extensa del Castillo de Praga, convirtiéndolo en un complejo palaciego representativo. La imponente obra de construcción fue provocada por los daños que el Castillo sufrió a causa de intensos bombardeos durante los conflictos bélicos en el principio de su reinado. La remodelación fue proyectada por el arquitecto vienés Nicolo Pacassi, quien diseñó también el Primer Patio con su monumental puerta de entrada. La Capilla de la Santa Cruz en el Segundo Patio y otros edificios, por ejemplo el Capítulo de Damas Nobles, también datan de la época de la reconstrucción teresiana. Pacassi dotó el ala sur del Castillo de la unificada y majestuosa fachada de una sede representativa en estilo barroco tardío. Sus proyectos influidos por el rococó vienés y el clasicismo francés fueron realizados por los constructores Anselmo Lurago, Antonín Kunz y Antonín Haffenecker.

El siglo XIX fue un período de abandono. Después de las reformas de José II muchos de los edificios del Castillo eran utilizados por el ejército. Algunos edificios fueron remodelados por motivo de la estancia de Fernando I el Bueno en los años 60. Después de 1859, cuando fue fundada la Unión para Completar las Obras de la Catedral, se empezó primero con la reconstrucción y luego bajo la dirección del arquitecto Josef Mocker finalizaron los trabajos de la Catedral de San Vito en 1929.

Extensos trabajos de remodelación fueron realizados entre los años 1920 y 1935 para acondicionar el Castillo como residencia del presidente checoslovaco, proyectadas por el renombrado arquitecto esloveno Josip Plečnik quien logró armonizar de manera perfecta el lugar histórico con los requisitos de la civilización moderna. Sus modificaciones afectaron sobre todo el Primer y el Tercer Patio, los jardines al sur del Castillo, el Cuarto Patio con el Jardín del Baluarte y numerosos espacios interiores. Plečnik creó por ejemplo el Salón de las Columnas y las zonas privadas del apartamento presidencial, incluyendo el llamado Despacho Masaryk. Después de la Segunda Guerra Mundial su alumno Otto Rothmayer finalizó algunos espacios interiores del Castillo con un nivel de calidad de diseño semejante.

En 1936 Pavel Janák fue nombrado el arquitecto del Castillo de Praga, seguido por Jaroslav Fragner en 1956.

Después del año 1989 muchas zonas del Castillo fueron abiertas al público. En tiempos del presidente Václav Havel se realizaron varias modificaciones en el interior del Castillo y fueron construidas dos entradas nuevas al Segundo Patio proyectadas por el artista y diseñador Bořek Šípek. El paso a través de la valla del Puente de la Pólvora en el foso de Jelení příkop (arquitecto Josef Pleskot) fue galardonado con un importante premio de arquitectura. El invernadero moderno diseñado por la arquitecta de fama mundial Eva Jiřičná es también de mucho interés. La Plaza San Jorge fue remodelada y repavimentada. En colaboración con expertos del Instituto Getty también fue restaurado el mosaico del Juicio Final.

A partir de 1990 el Castillo de Praga está espectacularmente iluminado todos los días desde el anochecer hasta medianoche, o hasta la una de la mañana en la temporada turística. La tradición de iluminación con luces eléctricas se remonta al año 1928 cuando fueron instaladas las primeras lámparas para marcar el décimo aniversario de la constitución de la república. Una iluminación decorativa más parecida a la actual fue inaugurada a finales de los años 60 pero funcionaba sólo en ocasiones especiales, como fiestas estatales o fechas importantes de la república.

En los últimos años se han realizado trabajos de reconstrucción en muchos edificios del Castillo, prestando atención particular a las investigaciones arqueológicas que se iban desarrollando desde 1925 y aportaron muchos conocimientos nuevos sobre la historia del Castillo. Desde 1990 las investigaciones y la renovación de diferentes áreas y edificios del Castillo han sido impulsadas por la idea de avivarlas a través de su máxima apertura al público.

Mostrar la historia del edificio

Edificios relacionados

Guías turísticos