Hilo de Ariadna

Jardín franciscano (Františkánská zahrada)

Un oasis natural único en el mismo centro de la ciudad, con bancos para sentarse sobre los que cuelgan arcos llenos de rosas que florecen en verano. Las superficies verdes están delimitadas por un seto bajo de tejo. Adornan el jardín esculturas, fuentes, un cenador, un área de juegos para niños, árboles frutales y macizos de flores y plantas, que hace recordar a los antiguos dueños, carmelitas y franciscanos, que las cultivaban aquí.

Jardín franciscano (Františkánská zahrada), Jungmannovo náměstí, Praha 1 - Nové Město, 110 00
Web: http://www.praha1.cz
tel.: +420221097231

Horario de apertura

Octubre – Abril

Toda la semana
08.00 – 19.00

Abril – Septiembre

Toda la semana
07.00 – 22.00

Septiembre – Octubre

Toda la semana
07.00 – 20.00

Historia del edificio

El jardín no muy extenso junto a la iglesia de Nuestra Señora de las Nieves (Panna Marie Sněžná) entre las plazas Wenceslao (Václavské) y Jungmanovo originalmente fue fundado como un jardín medieval grande del monasterio de carmelitanos después del 1348 dentro del marco de la primera parte de la edificación de la Ciudad Nueva. A partir del año 1604 pertenecía a la orden de franciscanos descalzos que lo renovaría varias veces. Se trataba de un huerto con cultivos de hierbas, flores y verdura y árboles de frutas, los franciscanos cultivaban hasta especias. Después del saqueo del monasterio y el templo colindante por gentuza y bandidos desde el campo, en el siglo XVIII fundaron el jardín de nuevo renovando el pabellón en su centro, cuyo techo decoró el monje Benedikt con pinturas al fresco. En el ala de oeste estaba el refectorio de verano y la botica del monasterio y junto al muro del norte se encontraba un pozo. Más tarde se construyó allí una fuente decorativa rodeada por estatuas de santos. Durante la 2ª Guerra Mundial, los ocupantes alemanes excavaron allí dos tanques contra incendio afectando así gravemente el carácter histórico del jardín. Los tanques fueron llenados tan sólo en los años 1980 y 1985. El jardín se hizo accesible al público después de la expulsión de los franciscanos por comunistas en el 1950 y sirvió para abreviar el camino entre las plazas Wenceslao y Jungmannovo. En los años 1989 – 1992, el jardín se cerró para realizar su reconstrucción general según el proyecto del arquitecto Josef Kuča con ayuda de la arquitecta Ivana Tichá. De la decoración plástica se encargaron los escultores Stanislav Hanzík (fuente Muchacho con la concha y la estatua de Esopo) y Josef Klimeš (fuente Dríades). Después de terminar los arreglos, la entrada desde la Plaza Wenceslao a través del pasaje Alfa obtuvo una puerta con 16 imágenes plásticas de la vida de San Francisco, obra del escultor académico Karel Císařovský. El actual plano del jardín corresponde al ordenamiento del barroco temprano. El eje del jardín es un cómodo camino ancho al lado del pabellón de barroco temprano, originalmente tal vez capilla, de las confluencias de los siglos XVII y XVIII con un jardincito cercado de hierbas. A lo largo de la casa del convento haz una zona privada del monasterio de los franciscanos que gracias a la restitución recibieron los edificios del monasterio de vuelta. También el campo de juego infantil está separado del resto por un muro con plantas de bejucos. La mayoría del jardín sirve para el descanso en calma y dispone de banquitos. Sus diferentes campos de vegetación están separados por bardas. Crecen allí árboles de frutas y muchos arbustos de rosas. Es una singular oasis natural en el mismo centro de la ciudad.

Mostrar la historia del edificio

Edificios relacionados