Hilo de Ariadna

Museo de depósitos y canales de Praga (Muzeum pražského vodárenství)

La sede del museo es la Central de distribución de agua de Podolí, ejemplo único de la arquitectura industrial, declarado monumento protegido. Desde la galería de la torre, a 40 metros de altura, hay maravillosas vistas del Moldava y la ciudad. La exposición ilustra la historia de las canalizaciones de agua en Praga desde sus primeras conducciones privadas, del siglo XII, pasando por los depósitos del Moldava del Renacimiento, la construcción de grandes depósitos en el XIX y hasta la actualidad. Forma parte de la colección una serie de cuadros de los depósitos pintados como reclamo publicitario por Josef Lada.

Museo de depósitos y canales de Praga (Muzeum pražského vodárenství), Podolská 15/17, Praha 4 - Podolí, 140 00
Web: http://www.pvk.cz/muzeum-prazskeho-vodarenstvi.html, e-mail: jiri.dejmek@pvk.cz
tel.: +420272172345

Horario de apertura

Enero – Diciembre

jueves
13.00 – 18.00

Precio de la entrada

básico

150 CZK

Historia del edificio

Estación de agua de Podolí
El brusco desarrollo de la industria en la 2ª mitad del siglo XIX significó el aumento de requerimientos del consumo del agua. Se construyeron muchas torres de agua locales. En Podolí se encontraba a partir del año 1882 la Torre de Agua de Vinohrady conectada por tuberías con la torre de agua en la calle Korunní que abastecía de agua los barrios Královské Vinohrady, más tarde Žižkov, Nusle, Vršovice y Strašnice. En el año 1885 se construyó en Podolí la Torre de Agua de Praga con accionamiento de vapor que lograba expulsar el agua hasta los pisos superiores de las casas. El agua del Vltava pasaba por la filtración natural y se suministraba hasta Smíchov y la Ciudad Pequeña, posteriormente se conectó también Karlín. Desde el año 1888 se realizó la reconstrucción de las cajas de agua viejas y la consecuente cancelación y eliminación de fuentes de las calles. En el 1908 se inició la construcción de un conducto de agua común desde la región del Jizera en Káraný, donde el agua del río Jizera se filtra naturalmente por capas de gravilla arenosa en centenares de pozos. El conducto de agua fue acabado en el año 1913 y alcanzaba el rendimiento de 70 000 m3 por día, así que las torres de agua viejas se podían eliminar. Entonces desapareció también la torre de agua vieja en Podolí. Cuando la capacidad de la fuente de agua en Kárané dejó de ser suficiente para la ciudad, la alcaldía decidió construir en Podolí una nueva torre de agua de gran capacidad que filtrara el agua del Vltava.
La nueva torre de agua se construyó en los años 1925 - 1929 según el proyecto generoso del arquitecto dr. ing. Antonín Engel, profesor de la Escuela Superior Técnica Checa en Praga. La torre fue construida por la firma Kress Praha. Además del edificio de la estación de filtración se construyó también un depósito en la actual isla Veslařský en el Vltava, un edificio de sala de máquinas para bombear el agua del río y un edificio para empleados de la estación de filtración. Se trata de obras gigantescas en su época. El máximo rendimiento de la torre de agua era 35 - 40 mil m3 por 24 horas. El agua pasaba por tres grados de filtración gruesa, rebosaderos donde se saturaba varias veces del aire, y finalmente por los filtros más finos para despojarse de microbios. El agua se conducía a nuevos depósitos en Flora y desde allí a la mayoría de Praga. Como la ciudad iba pidiendo cada vez más agua, la capacidad de la estación de filtración de Podolí iba aumentando gracias a la tecnología cada vez más moderna. La estación se reconstruyó varias veces. En el año 1932 se incorporó delante de la filtración la procesadora química del agua o depuración para separa la suciedad y sedimentos del agua. En los años 40, poco a poco se realizó la reconstrucción a filtros rápidos. En los años 1956 – 65, aplicando el proyecto original de Antonín Engel y Maxmilián Koschin se construyó otro edificio con la arquitectura parecida para la segunda estación de filtración y a la vez se reconstruyó la parte más vieja. En la obra participaron 15 empresas y fábricas. Encima de la parte central del espléndido edificio neoclasicista se yergue una torre robusta de 45 m. En la fachada del edificio sobre el portal se encuentran estatuas de arenisca de Hořice que representan el río Vltava y sus afluentes derechos e izquierdos. Autores de las diferentes estatuas mirando desde la izquierda a la derecha son: Vydra - Josef Fojtík, Otava - Joza Novák, Blanice de Šumava y Malše - Vodička, Berounka - Josef Fojtík, en el centro está Vltava - Joza Novák (la estatua mide 3,6 m), Sázava - Matějů, Blanice de Vlašim y Želivka - Josef Fojtík, Lužnice – obra común de Joza Novák, Vodička y Josefa Fojtík, ésta se instaló en la fachada en el año 1963, y la última Nežárka - Vodička. En los escultores mencionados sólo por apellidos no se saben sus nombres.
El sistema de abastecimiento de Praga con el agua ahora incluye sobre todo la obra acuática Želivka que es la mayor procesadora de agua en nuestro territorio. El agua potable de Podolí se mezcla con agua de las fuentes principales de Želivka y Káraný. La estación de agua de Podolí con muy buena calidad de agua, gracias a su rendimiento abastece hoy día una parte de la ciudad adonde no se puede administrar de otras procesadoras, se trata sobre todo de la Ciudad Vieja y Josefov, mucha agua de Podolí llega también a los depósitos de Flora. El rendimiento de la estación de Podolí será importante a la hora de renovar las redes de conducto de agua y canalización en el centro histórico de la ciudad. El rendimiento óptimo de la estación es 500 l por segundo, sin embargo, puede aumentar hasta la capacidad de 2200 litros por segundo. La estación es también una importante fuente de agua de reserva para Praga en el caso de una avería de las fuentes principales.
En el año 1992, la Alcaldía de la Capital de Praga inició la reconstrucción general de la Estación de agua de Podolí según el proyecto de los ingenieros arquitectos Arnošt Navrátil, Petr Páv y Václav Frydecký. Además de arreglos de los edificios durante pleno funcionamiento se modernizó también el equipamiento tecnológico y en el espacio libre del edificio más viejo se construyó un edificio más que presenta la exposición del Museo del Distribución de Agua en Praga. La estación de agua de Podolí está protegida como monumento por ser edificio histórico y técnicamente importante.

 

Mostrar la historia del edificio