Hilo de Ariadna

Museo nacional de técnica (Národní technické muzeum)

La sede del museo es una monumental construcción funcionalista recientemente restaurada que se encuentra cerca de los Jardines de Letná. El museo fue abierto en 1908, y en más de cien años se han formado enormes colecciones que documentan el desarrollo de diferentes ámbitos de la técnica: ciencias de la naturaleza, ciencias exactas e ingeniería. Gracias a sus 14 exposiciones permanentes, así como a las temporales, podrá descubrir maravillas de la técnica .

Museo nacional de técnica (Národní technické muzeum), Kostelní 42, Praha 7 - Holešovice, 170 00
Web: http://www.ntm.cz, e-mail: info@ntm.cz
tel.: +420220399111, +420220399101

Horario de apertura

Enero – Diciembre

martes
09.00 – 17.30
miércoles
09.00 – 17.30
jueves
09.00 – 17.30
viernes
09.00 – 17.30
sábado
10.00 – 18.00
domingo
10.00 – 18.00

Precio de la entrada

básico

190 CZK

reducido

90 CZK

familiar

420 CZK

La exposición Arquitectura, construcción y diseño muestra los proyectos arquitectónicos más significativos en las tierras checas en los años 1860–1989.

La exposición Astronomía es como un cosmos infinito, lleno de estrellas refulgentes: los excepcionales objetos expuestos en ella.

La exposición Transporte muestra, en cada una de sus secciones monográficas, la historia del automóvil, la motocicleta, la bicicleta, la aviación, el transporte marítimo o fluvial, el ferrocarril y las técnicas de extinción de incendios.

La historia de la fotografía, sus aplicaciones y su influencia desde el siglo XIX hasta hoy, se presenta conjuntamente con la explicación técnica del funcionamiento de la fotografía y su desarrollo en un estudio fotográfico, bellamente decorado, en la exposición Foto kino.

La exposición Arte de la imprenta evoca el auténtico ambiente de una imprenta y muestra el desarrollo de las diferentes técnicas de impresión, recorriendo la historia del invento desde sus orígenes hasta la actualidad

La exposición La técnica en casa ofrece una retrospectiva acerca de la presencia de la técnica en nuestros hogares, empezando en la actualidad y llegando hasta mediados del siglo XIX.

El tema central de la exposición La química en nuestra vida es el encuentro del hombre con la química en un día normal, y presenta asimismo el trabajo en los laboratorios, tanto en los antiguos como en los modernos.

La exposición Medir el tiempo ilustra el desarrollo de la técnica de la cronometría. Se concentra especialmente en la historia de la construcción de los relojes domésticos, que comienza ya con el reinado de los Luxemburgo.

La historia de la técnica minera y de la extracción de minerales es el tema de la exposición Minería. El objeto central de la muestra es una maqueta de una mina de metales y carbón típica de la década de 1950, cuyas galerías alcanzan la superficie de 350 m².

La exposición Metalurgia / Metales – el camino de la civilización presenta la técnica y la historia de la metalurgia como agente civilizador y presente en la vida diaría de la humanidad, sobre todo a través de la influencia del hierro.

La exposición Interkamera / Espacio, color y movimiento le introducirá a la historia y las técnicas antiguas y modernas de la fotografía tridimensional. Se ilustran los procesos fotoquímicos de la fotografía en color, los principios de la fotografía digital y el desarrollo de la reproducción fotográfica del movimiento.

La visita a la exposición El estudio televisivo es posible realizarla sólo con guía, debido a su especial carácter. Un profesional le enseñará cómo funciona la equipación técnica de un estudio de televisión.

La exposición interactiva Jugando a la técnica, junto con la muestra Top Secret sobre técnicas de espionaje, le familiarizará, a través de los objetos expuestos, con los principios de la dactiloscopia, la balística, el encriptado de documentos, etc.

Uno de los objetos expuestos más excepcionales es el Generador Van de Graaff. Se trata de un generador electroestático de altísima tensión en el que se encuentra integrado un acelerador lineal de partículas cargadas.

 

 

Mostrar información detallada

Programa

Historia del edificio

Como cierto antecesor del museo actual se pueden considerar las colecciones del emperador Rodolfo II quien además del arte coleccionaba también diversos aparatos técnicos, algunos de los cuales se exponen aquí. También los jesuitas tienen mérito por las colecciones técnicas, pues en el 1722 fundaron el Museum Mathematicum, o Vojta Náprstek, el fundador del Museo Industrial Checo en el año 1873, cuyo objetivo era aumentar el nivel de la educación técnica e informar de las novedades técnicas en el mundo, no obstante, más tarde se orientó sobre todo a la etnografía.
La exposición más grande de la técnica en nuestro país en aquella época era la Exposición General de Aniversario del País en el 1891. Los objetos expuestos se quedaron allí todavía mucho tiempo después de su fin y entonces se fundó el comité del Museo de Inventores que trató de conseguir un edificio permanente para estos objetos expuestos. A partir del año 1907 se hablaba de la construcción del museo técnico en Praga. La exposición de la cámara de comercio y oficios celebrada en el 1908 presentó otra serie de modelos, aparatos y equipos técnicos, otro fondo de colecciones para el futuro museo. El impulso para la reunión de las colecciones salió de profesores de la Escuela Superior Técnica y el mismo año 1908 se celebró la reunión de la fundación del Museo Técnico del Reino Checo, más tarde Asociación del Museo Técnico.
Gracias a la generosidad del príncipe Schwarzenberk, en el año 1910 se hicieron accesibles al público las colecciones existentes en el palacio Schwarzenberský en la plaza Hradčanské náměstí. Había allí exposiciones de maquinaria, vidriería, economía de agua, aviación, industria textil, industria azucarera, geodesia, transporte, arquitectura, etc. En el 1921 se iniciaron recolectas de dinero para el nuevo edificio del museo, el ayuntamiento de Praga dio a disposición terrenos junto a la torre de agua en Letná y en el año 1935 se convocó el concurso arquitectónico para la construcción común de los edificios del Museo Técnico y Museo de Agricultura. Fue escogido el proyecto del arquitecto prof. Milan Babuška y se decidió separar los dos edificios por una calle nueva.
El edificio está construido en el llamado estilo internacional que es la fase tardía del funcionalismo. Para este estilo también se usa el término funcionalismo individualista. El edificio del museo se construyó en los años 1938 - 1941. El edificio del Museo Técnico tenía la forma de la letra U abierta, cuya base formaba la fachada principal orientada al parque de Letná. Entre las dos alas más cortas que salían perpendicularmente de los bordes de la fachada se encontraba el vestíbulo principal de dimensiones 70 x 25 m. Su altura alcanzaba 14 m y tenía tres galerías. Estaba destinada para la exposición de los objetos más grandes de la esfera del transporte como aviones, locomotoras, coches.
Las colecciones del museo cuentan con más de 50 000 unidades de inventario, entre ellas una décima parte está expuesta. Hay objetos tan extraordinarios como aparatos astronómicos que usaban Tycho de Brahe y Jan Kepler, el primer automóvil fabricado en nuestro país, el coche más viejo de la marca Bugatti que se ha conservado, la turbina de prueba de Viktor Kaplan, coche de bomberos tirado por caballos del año 1795 que se utilizó contra el incendio del Teatro Nacional, coche-salón de tren de Francisco José o de T. G. Masaryk, el famoso avión Blériot de Kašpar que emprendió con él el primer vuelo de Pardubice a Praga, o una de las daguerrotipias más viejas del mundo. En la colección de máquinas de escribir, por ejemplo, se encuentra la máquina de escribir más pequeña del mundo, la Taurus alemana, que tiene dimensiones de reloj de bolsillo.
Durante la ocupación, en el edificio recién acabado se instaló el Ministerio de Correos y además, la Asociación del Museo Técnico tuvo que abandonar también los locales en el palacio Schwarzenberský. Las colecciones de guardaron provisionalmente en Invalidovna de Karlín, donde hasta ahora se ha depositado la colección de arquitectura, una de las más ricas y viejas de Europa. Un cuarto de millón de planos, proyectos, estudios y unos doscientos fondos íntegros de obras, por ejemplo, planos completos de Jan Kotěra, Josef Gočár o Josef Zítek fueron deteriorados por el agua durante la inundación catastrófica del 2002. Tan sólo en el año 1990 abandonaron una parte del edificio en Letná varias instituciones y el museo puede aprovechar completamente todo su edificio inscrito en la Lista estatal de monumentos culturales inmuebles.
Después de la exigente reconstrucción realizada desde septiembre del 2006 bajo la dirección del ingeniero arquitecto Zdeněk Žilka, el museo se abrió ceremoniosamente el 15 de febrero del 2011.

 

Mostrar la historia del edificio