Hilo de Ariadna

Vieja depuradora de aguas de Bubeneč (Stará čistírna odpadních vod v Bubenči)

Este monumento único, que es testimonio arquitectónico y técnico de la historia de la depuración de las aguas, se encuentra cerca de la reserva real de Stromovka. En el recinto se puede acceder a la antigua depuradora y a parte de la maquinaria original. Durante la visita puede contemplarse el mecanismo de vapor del año 1903, que incluso hoy sigue funcionando, fotografías y documentos, una colección de vagonetas de vía estrecha y una exposición de mobiliario higiénico antiguo.

Vieja depuradora de aguas de Bubeneč (Stará čistírna odpadních vod v Bubenči), Papírenská 6, Praha 6 - Bubeneč, 160 00
Web: http://stara-cistirna.cz/ops/cs/, e-mail: staracistirna@gmail.com

Precio de la entrada

básico

180 CZK

reducido

90 CZK

familiar

450 CZK

Parte de la visita incluye la bajada a los sótanos de la depuradora, donde el interesado entrará directamente en contacto con la historia del alcantarillado y la depuración de aguas residuales. Un piso más arriba, en la máquina de vapor, todavía puede contemplarse hoy en día el mecanismo de bombeo que, aunque es del año 1903, sigue funcionando y que, en ocasiones especiales, se pone en marcha. La exposición es ilustrada asimismo por fotografías y muestras de los planos originales. La vieja depuradora de aguas residuales en Praga – Bubeneč es un monumento excepcional de la historia de la arquitectura, la técnica y el tratamiento de las aguas. Se construyó en los años 1901–1906 como último engranaje de todo el sistema de alcantarillado de Praga. Se empleó como depuradora de la mayor parte de las aguas residuales de la ciudad hasta 1967.

Mostrar información detallada

Historia del edificio

Museo de Vieja Clarificadora
La obra conservada de la vieja clarificadora de canalización en Bubeneč es el establecimiento más antiguo de este tipo en Europa, obra única de la arquitectura industrial, singular monumento ecotécnico de importancia mundial, interesante no sólo del punto de vista arquitectónico sino también tecnológico. Ya en el año 1884 se convocó el concurso del proyecto del nuevo sistema de canalización y clarificadora, se elaboraron varios proyectos, sin embargo, se realizó tan sólo el proyecto del famoso ingeniero inglés William Henry Lindley que tenía muchas experiencias prácticas de otras grandes ciudades europeas y que aplicó en su proyecto también algunos elementos positivos de los anteriores planos de proyectistas checos. Su sistema de la red de canalización de Praga aprovechaba las proporciones de pendiente para que no sea necesario el trasiego de aguas residuales. La red de canalización desembocó en la nueva clarificadora en Bubeneč. La red de la canalización de Praga entonces medía unos 90 km. El área de la clarificadora según el proyecto de Lindley se construyó en los años 1900 - 1906 como una parte del nuevo sistema de canalización de Praga proyectado para 700 000 habitantes. La clarificadora de sedimentación en Bubeneč era la primera obra importante de purificación de agua en Bohemia. Se compone del edificio principal de funcionamiento con dos chimeneas, una como conducto de humo y otra para la ventilación. En la parte subterránea se encuentra el captador de arena de seis metros de profundo, diez depósitos subterráneos de asentamiento, dos pozos de lodo y pozos de bombas de lodo. Los lodos de los depósitos de sedimentación se trasegaban a dos depósitos en la isla Císařský ostrov o a barcos para ser transportados a otros depósitos. Una vez secos, se vendían como un abono solicitado. Hasta los depósitos de lodo en la isla Císařský ostrov llegaba un ramal de ferrocarril. La purificación de entonces de tres grados tenía la eficacia de un 40 %. La capacidad de la clarificadora dejó de ser suficiente en los años 20, así que antes de la 2ª Guerra Mundial sólo se realizó una ampliación. Una clarificadora nueva se construyó mucho más tarde, en el año 1967. La red actual de canalización mide unos 2400 km, una parte de acequias permite el paso, o sea, mide más de 80 cm, otra parte es más baja sin paso. Tiene unos 55 mil pozos de entrada y sólo 19 estaciones de bombeo. Las clarificadoras actuales tienen la eficacia de 90 - 95 %. El área original de la clarificadora estaba todavía en buen estado, así que se quedó al lado de la clarificadora nueva. En el año 1992 surgió una fundación, cuyo objetivo es operar el Museo Ecotécnico en este edificio valioso. Los visitantes del museo pasan por la cripta de alimentación donde antes se encontraba una rueda de agua accionada por las aguas residuales, después se entra en la mayor obra subterránea – al captador de arena donde desembocaban tres acequias principales de la ciudad. De allí se pasa a las compuertas y rastrillos mecánicos y se baja hasta los diez depósitos de sedimentación donde se asentaban lodos primarios que servían de abono. El colmo del recorrido es la sala de máquinas de dos pisos con dos reconstruidas máquinas a vapor del año 1904, las dos funcionan hasta ahora, debajo de las cuales están instaladas bombas de inundación. Sigue funcionando también la sala de calderas con dos calderas a vapor con el carbón como combustible.

Mostrar la historia del edificio