Hilo de Ariadna

Torre de Jindřich (Jindřišská věž)

La torre tardogótica, que se encuentra cerca de la iglesia de san Enrique y Kunhuta, es el más alto de los campanarios praguenses independientes, con una altura de 65,7 metros. Hoy, este monumento ofrece a sus visitantes un mirador desde el piso décimo, un restaurante justo en el campanario, un museo y una galería. Su carrilón es único, con sus diez campanas de bronce colado bajo el techo de la torre, y que está preparado para audiciones desde la torre misma.

Torre de Jindřich (Jindřišská věž), Jindřišská, Praha 1 - Nové Město, 110 00
Web: http://www.jindrisskavez.cz, e-mail: info@jindrisskavez.cz
tel.: +420224232429, +420608346521
Nos siguen en Facebook

Horario de apertura

Noviembre – Marzo

Toda la semana
10.00 – 18.00

Abril – Octubre

Toda la semana
10.00 – 19.00

Precio de la entrada

básico

120 CZK

reducido

80 CZK

familiar

290 CZK

Programa

Historia del edificio

La Torre de Enrique del gótico tardío está junto a la iglesia de San Enrique y Cunegunda como un campanario independiente al estilo de los campanarios italianos. El original campanario de madera de los años 1472 – 1476 se encontraba en otro lugar que el actual. El campanario actual de piedra fue construido a finales de los años 70 del siglo XVI en el lugar del antiguo cementerio de la iglesia. Era de dos pisos, en forma de prisma con un alto techo de pirámide y cuatro torrecitas. En el año 1648 sirvió como puesto de guardia y fue dañada por cañones suecos. Otro daño sufrió durante el cercado prusiano en el 1757 y en el 1801, cuando se partió su estrecho techo gótico debido a la ventolera. La renovación cuidadosa y reconstrucción neogótica se realizó en los años 1876 - 80 según el diseño del arquitecto Josef Mocker, la torre adquirió también un nuevo techo de pizarra. La techumbre del año 1879 tiene la altura de 32, 6 m y es una muestra de carpintería perfecta. La torre es prismática, revestida de bloques de arenisca, tiene dos cornisas y se divide en tres pisos. En la galería hay relojes en los cuatro lados. Los chaflanes están acabados por torrecitas octagonales. Tras la reconstrucción el campanario alcanza la altura de 65,7 m convirtiéndose así en el campanario independiente más alto de Praga. Otra reconstrucción transcurrió en los años 70 del siglo XX, entonces se reparó la camisa de piedra y el tejado. Los relojes están en la torre ya a partir del año 1577, en el 1757 fueron destruidos, durante la reparación en el 1879 renovados. A los lados de la esfera se ven escudos coloreados de la Ciudad Vieja y la Ciudad Nueva y de los países checos. Los relojes de la torre fueron puestos en funcionamiento después de la reconstrucción el 26. 3. 2003.

El carillón que se encuentra en la torre a lo largo de su existencia ha llegado a tener diez campanas, pero de las antiguas ha sobrevivido sólo una, curiosamente la más antigua. Se trata de la campana llamada Maria, fundida en el año 1518 en el taller del campanero Bartoloměj z Nového Města, con un peso de 723 kg. y un diámetro de 101 cm.

En noviembre del 2001 empezó la reconstrucción interior de la Torre de Enrique que con la aprobación de la oficina de protección de monumentos evitó una intervención en la mampostería original. La estructura de hormigón armado no toca en absoluto la mampostería de piedra, y aún así, en la torre aparecieron 10 plantas equipadas por la climatización e iluminación moderna, escalera y ascensor rápido. En la 10ª planta se instaló un mirador del panorama del centro de la ciudad.
En la 7ª hasta 9ª planta se abrió el restaurante "Zvonice" (Campanario), cuya parte es también la original campana conservada Santa María. La campana se sometió a la reconstrucción en el taller de Petr Manoušek. El interior del restaurante de tres plantas lo acentúan vigas intactas originales del campanario y complementos correspondientes al estilo del herrero artístico V. Minařík.
A la ocasión del aniversario 655 de la fundación de la Ciudad Nueva, en la Torre de Enrique se pusieron en funcionamiento los relojes reparados y se inauguró una placa conmemorativa. Se abrió al público el 8 de diciembre del 2002.
En mayo del 2003 se instaló un carillón, conjunto de diez campanas fundidas de bronce. Todas llevan nombres de sus antecesores en la torre.

 

 

Mostrar la historia del edificio

Edificios relacionados