Hilo de Ariadna

Holešovice, el moderno corazón cultural de la metrópolis

Los barrios Holešovice y Bubny se unieron hace 130 años con la Ciudad real de Praga. El barrio está rodeado en tres lados por el río Moldava (Vltava), y la Alameda de Letná (Letenské sady) ofrece vistas panorámicas de la ciudad como del lienzo de un pintor genial.

  • DOX
  • Festival de nuevo teatro Letní Letná
  • Bio Oko
  • DOX

El pulso actual de Praga 7 es un testimonio de los inicios de la industria en Bohemia. Este barrio de edificios de apartamentos y fábricas emergió gracias a la concentración excepcional de una arquitectura única e instituciones de formación como la Academia de Artes Plásticas (Akademie výtvarných umění) o el Museo Técnico Nacional (Národní technické muzeum). Prestemos ahora atención a los edificios más notables de Holešovice.

Letná en el transcurso de los siglos

Empecemos en Letná, con el Pabellón Hanavský (Hanavský pavilon) trasladado a su puesto actual desde la Exposición conmemorativa de 1891. El edificio, diseñado en un estilo rico que imitaba el barroco, sirvió originalmente como “catálogo“ de productos checos de hierro fundido. Seguimos por el Llano de Letná (Letenská pláň), donde el tiempo se llevó el campamento militar, los acicalados desfiles militares y las manifestaciones del primero de mayo. Los recuerdos también evocan la extraordinaria manifestación de noviembre de 1989. Sobre este lugar se discutió por última vez en relación con el edificio de la Biblioteca Nacional (Národní knihovna) diseñado por Jan Kaplický. Pasando los restos de la monumental escalera llegamos al lugar donde se elevó la masa colosal de piedra del monumento a Stalin, hasta su demolición en 1962. Quedaron solamente los resaltos y la pared frontal de piedra... En 1991 se instaló en la cumbre desierta el péndulo gigantesco del escultor V. K. Novák, cuyo brazo metálico nos recuerda el ritmo implacable del tiempo. El Palacete de Letná (Letenský zámeček) cercano, hoy en día un restaurante, fue construido en 1863 según el modelo de las villas italianas.

Ocio público en la ciudad

Letná es uno de los lugares de ocio favoritos de los praguenses. Aquí se patina, se hacen juegos malabares y cada año, al final del verano, despliega sus carpas de circo el festival de nuevo teatro Letní Letná. Ante la boca de la calle Muzejní, donde están los muy visitados museos "gemelos" de la Agricultura (Zemědělské muzeum) y la Técnica (Národní technické muzeum), llama la atención el mosaico blanco y negro en las chimeneas de ventilación del Túnel de Letná (Letenský tunel), obra elevada a arte del artista plástico Sýkora. Bajamos por el parque a través de la Alameda de los Plátanos (Platanová alej) hasta el antiguo restaurante Restaurace Praha Expo 58. El interesante edificio, en forma de herradura con columnas, fue creado para la Exposición Mundial en Bruselas, donde experimentó un éxito fenomenal.

Consonancia de los siglos XIX y XX

Antes de bajar a la Plaza de Strossmayer (Strossmayerovo náměstí) con la iglesia neogótica de San Antonio (kostel sv. Antonína), paramos al lado de las casas en los paseos Milady Horákové y Dukelských hrdinů. Estos edificios neorenacentistas destacan por los detalles artísticos, incluidos los esgrafiados de Mikoláš Aleš. Cabe destacar el bloque de apartamentos de alquiler Molochov en estilo funcionalista, o el valioso edificio conocido como Pequeño Berlín (Malý Berlín), en la calle U Smaltovny. En otro edificio único, en la calle Františka Křížka, está el original cine Bio Oko, dedicado al cine independiente y artístico. En el Palacio de Ferias (Veletržní palác) del paseo Dukelských hrdinů los arquitectos Tyl y Fuchs crearon uno de los primeros edificios constructivistas de Europa. Desde hace veinte años lo que fue el Palacio de Ferias (Veletržní palác) es la sede en Praga donde la Galería Nacional (Národní galerie) tiene sus colecciones de arte moderno.

Homenaje a la arquitectura industrial

Solo centenares de metros nos separan del Coto Real (Královská obora), popularmente llamado Stromovka, y del Recinto Ferial (Výstaviště) con el Palacio Industrial (Průmyslový palác), obra excepcional de acero y cristal. Construida con ocasión de la Exposición Conmemorativa (1891), a pesar de un incendio desastroso reciente del ala izquierda continua con sus proyectos de exposiciones. Al principio de Stromovka encontramos uno de los pocos ejemplos excelentes de realismo socialista, el edificio del Planetario (Planetárium) de Fragner, el cual tras algunas innovaciones sigue sirviendo a la difusión del conocimiento astronómico. Si no elegís una de las rutas por Stromovka, un poco más lejos, hacia el Puente de Libeň (Libeňský most) podéis ver adaptaciones ejemplares de antiguas fábricas. En el paseo Komunardů está el centro cultural La Fabrika y en la calle Poupětova fue abierto en 2008 el Centro del Arte Contemporáneo DOX (Centrum současného umění DOX

A dónde ir a tomar un café:
Kafé Liberál, Heřmanova 6 – café de muchos tipos
Čokoládovna, Janovského 38 – la especialidad son las tartas caseras
Erhartova cukrárna, Milady Horákové 56 – recomendamos la excepcional galleta de coco rellena de crema
Café Jedna, Dukelských hrdinů 47 – agua gratis, área infantil
Cukrárna Alchymista, Jana Zajíce 7 – no solo por su interior original
Ouky Douky Coffee, Janovského 14 – contiene una librería anticuaria de libros de segunda mano
Záletná, Kostelní 44 – restaurante y cafetería de tipo familiar
Letenský zámeček, – cafetería con el valor añadido de una vista excelente de la ciudad

Michaela Zindelová
Publicista, autora o coautora de veinte libros sobre cultura y estilo de vida. Se interesa por la moda, posee una colección considerable de broches, le encantan las medias estampadas, zapatos y bolsos bonitos.

 

Lugares recomendados