Hilo de Ariadna

Funicular de Petřín

Al funicular de Petřín se puede hacer trasbordo desde la parada de tranvía de Újezd, y corresponde a la línea Újezd – Nebozízek – Petřín. Casi en la cima se cruza con la Muralla del hambre. En su recorrido de 510 m., las dos cabinas del funicular salvan una altura de 130 m. Comenzó a funcionar en 1891, movido gracias a un sistema hidráulico, y desde 1932 está electrificado. En 1965, corrimientos de tierra hicieron que no pudiera funcionar durante unos largos 20 años.

Funicular de Petřín, Újezd, Praha 1 - Malá Strana, 118 00
Web: http://www.dpp.cz
tel.: +420296191817

Horario de apertura

Noviembre – Marzo

Toda la semana
09.00 – 23.20

Abril – Octubre

Toda la semana
09.00 – 23.30

transporte público municipal
enlaza con el tranvía en la parada de Újezd y sigue la línea Újezd - Nebozízek - Petřín.

Frecuencia de circulación

  • durante la temporada de invierno (de noviembre a marzo) circula de las 9 a las 23:20 horas en intervalos de 15 minutos.
  • en verano (de abril a octubre) circula de las 9 a las 23:20 horas en intervalos de 10 minutos

El recorrido dura 4 minutos, hasta la parada de Nebozízek 2 minutos, el tren tiene 2 vagones y supera una pendiente de 130 metros

PRECIO DEL BILLETE
el precio del billete es como en el transporte público (MHD)

  • adulto de más de 15 años 32 CZK (básica), 24 CZK (por menos tiempo)
  • niños de 6 a 15 año, jubilados de 60 a 65 años: 16 CZK /12 CZK

Tarifa completa de entradas aquí

Transporte de bicicletas: En la parte trasera del vagón se pueden transportar bicicletas (máx. 2).

Exposición permanente sobre los funiculares de Praga: En la parada de arriba se ha instalado una exposición permanente sobre los funiculares de Praga. Conmemora entre otros eventos los 120 años de la creación del funicular a Petřín y Letná.

No cuenta con acceso sin barreras.

 

Mostrar información detallada

Historia del edificio

La idea de construir un teleférico de Petřín apareció en el 1890 junto con el proyecto del Mirador de Petřín. La Cooperativa del Mirador de Petříně, SL, quería facilitar desde el principio el camino de los praguenses al mirador. Las dos obras también se realizaron en el mismo momento. El funcionamiento del teleférico se inauguró el 25 de julio de 1891. Entonces era la vía de teleférico más larga del Imperio Austro-Húngaro. La vía del teleférico originalmente era más corta: la estación de abajo estaba en un lugar un poco más alto y la estación superior se encontraba cerca del restaurante Nebozízek. El teleférico superaba la diferencia de más 102 metros de altura y su longitud inclinada era 396,5 m, con la pendiente de casi 27 %. La vía de distancia entre ruedas de 1 m tenía tres rieles, así que la central la usaban los dos coches y para su desvío servía un corto tramo de cuatro rieles. Igual que el teleférico de Letná aprovechaba el principio de sobrecarga de agua. En los coches de 6 m de longitud y 2 m de anchura de la fábrica Ringhoffer cabían 32 personas, el viaje duraba 6 minutos. Durante la 1ª Guerra Mundial, el funcionamiento se paró. Aunque la Cooperativa del Mirador de Petřín después de la guerra quiso renovar el funcionamiento del teleférico, faltaban recursos. Tan sólo antes de la IX asamblea de Sokol se encargó de su recuperación la Empresa Eléctrica, a cuya propiedad el teleférico fue transferido en el año 1931. El teleférico viejo fue desarmado, algunas partes entregadas al Museo Técnico y rápidamente se construyó uno nuevo, esa vez con accionamiento eléctrico. La estación inferior se trasladó un poco más abajo a una casa barroca de Újezd, donde tenía su primer taller el famoso fotógrafo de la Praga antigua Jindřich Eckert. La parte superior del teleférico se prolongó gracias a una apertura en el Muro de Hambre hasta el mirador, cerca del cual se edificó una nueva estación constructivista diseñada por el arquitecto František Šrámek. El teleférico medía 511 m superando la diferencia de la altura de 130,5 m. La máxima pendiente de la vía es casi el 30 por ciento. La vía fue construida con el sistema de dos rieles con la distancia entre ruedas de 1435 mm y rieles de desvío en la parte central. Por primera vez en el mundo se usó allí el sistema de cuerdas de seguridad que permitía parar en cualquier parte de la vía inmediatamente y de modo fluido, a diferencia de semejantes teleféricos suizos de entonces que frenaban muy bruscamente. El grupo de máquinas de Ward-Leonard aseguraba el accionamiento eléctrico desde la estación superior. El equipo de maquinaria lo fabricó Českomoravská Kolben-Daněk tan bien, que hasta hoy día no ha hecho falta cambiar nada. El funcionamiento era automático, aunque en el caso de la necesidad se podía controlar el teleférico a mano desde la sala de máquinas. La vía prolongada tenía en el sentido de arriba una estación en Nebozízek. Los coches de 12 m de largos y 2,4 m de anchos para 70 personas a pie y 35 sentadas fueron fabricados por Ringhoffer igual que antes. El funcionamiento del nuevo teleférico empezó el 5 de junio de 1932. La velocidad de la marcha de 4 - 6 m/s y la capacidad aumentada de los coches aportaron al teleférico una primacía importante: la mayor capacidad de transporte de teleféricos en Europa de 1300 personas por hora en un sentido. El teleférico funcionó sin problemas también durante la 2ª Guerra Mundial hasta el 7 de junio de 1965, entonces debido a lluvias fuertes, se produjo una afectación grave y después hasta un corrimiento peligroso del suelo de la colina de Petřín destrozando una parte de la vía. El funcionamiento del teleférico se interrumpió para 20 años.
Reforzada la pendiente de Petřín y realizadas investigaciones de expertos, en el 1981 se decidió iniciar la reconstrucción del teleférico (empezó en el 1983) con el máximo aprovechamiento de las obras y tecnología originales. En el lugar central del deterioro de la vía se construyó una construcción monolítica de puente alojada sobre micropilotes anclados en el subsuelo de roca. El equipo original de máquinas lo mantuvo el técnico principal en el estado perfecto durante los 20 años del teleférico fuera de funcionamiento, así que se usó también para el teleférico nuevo. Una parte de la sala de máquinas se ve detrás del techo de vidrio en la estación superior: es una rueda de diámetro de 3 m y alojamiento inclinado que conduce la cuerda de tiro de longitud de más de medio kilómetro y anchura de 3,5 cm, guiada por la vía por 190 poleas. Detrás de ella se encuentra otra rueda un poco más pequeña que es de accionamiento con el motor de rendimiento de 106 kW. Se usa la construcción singular en el mundo de dos cuerdas, de tiro y de freno. La cuerda de tiro se encarga del movimiento de los dos coches suspendidos, la otra cuerda que no se mueve es cuerda de freno que puede asegurar fiable y fluidamente hasta el paro de emergencia. Las dimensiones de la cuerda de tiro superan ocho veces la dimensión necesaria, así que el funcionamiento es seguro. Equipamiento original del 1932 incluye también el medidor de vía que indica la posición inmediata de los coches en la vía. Sólo se ha cambiado la instalación eléctrica y se instaló una nueva sala de control que se comunica por la radio con los coches. Los nuevos coches que pesan más de 12 toneladas, miden más de 23 m de longitud y casi 2,5 m de anchura los construyó en los chasis originales Vagonka Česká Lípa. Tienen la misma inclinación que la inclinación promedia de la vía - 25 % y alcanzan la velocidad 4 m/s. Atraviesan la vía de la longitud original de 510 m en un poco más de 3 minutos, incluida la parada en Nebozízek. La capacidad de transporte es 1400 personas/hora.

Parámetros técnicos:
· longitud de la vía: 510 m
· número de paradas: 3
· número de coches: 2
· altura superada: 130 m
· inclinación máxima de la vía: 298 ‰
· velocidad de marcha: 4 m /s

Mostrar la historia del edificio